segunda-feira, 21 de setembro de 2015

Hijos de pastor


[Coti é uma querida amiga do UNASP. Ela é chilena e filha de pastor. Como esse é um tema que acho muito relevante pedi para ela escrever também sobre isso. Eu ia traduzir. Mas preferi deixar no original porque é fácil de compreender, para manter a originalidade e deixar ainda mais evidente que essas questões não são só dos pastores do Brasil, mas de qualquer filho de pastor de qualquer lugar do mundo. Alex Galindo]








Por Constanza Gómez.

Desde que nací me he desenvolviendo en un ambiente adventista. Soy hija de pastor y tengo 19 años. Dicen que nosotros somos el ejemplo de muchos jóvenes de la iglesia pero... La realidad es que ninguno de nosotros nos sentimos y queremos ser un ejemplo. Somos indignos y cometemos errores y lo peor es que todos los ojos están en nosotros, por ser los hijos de pastores. 

Hace algunos años atrás, hubo un encuentro de pastores en donde iban las familias y tenían reuniones para todos. Hasta para nosotros, el primer día en que fui para la reunión habían más o menos 40 hijos de pastores de toda la asociación, de mas o menos entre 15 a 18 años. 



Recuerdo que llego un hijo de pastor que ya estaba formado y trabajaba... Se suponía que el nos daría la charla, el se sentó y solo hizo algunas preguntas. La primera de ellas era: 

¿A quién le gusta ser hijo de pastor? Que por favor levante la mano. 

En ese instante nadie la levanto, ni siquiera yo. 

Después dijo: ¿A quien no le gusta ser hijo de pastor?
En ese instante casi todos los de la sala levantaron la mano, incluyéndome. 

El pregunto la razón por que no nos gustaba y un joven de mas o menos 17 años dijo: Mi papa nunca tiene tiempo para su familia. Pensando en mi misma me dije... El tiene razón. 


Otro levanto la mano y dice, estoy seguro que si le pregunto algo a mi padre de mi, no responderá correcto. Y así mucho comenzaron a decir cosas en las que todos nos sentíamos identificados. Pero hubo un joven, algo callado y comenzó a hablar sin levantar la mano, todos nos fijamos en el, pero todo lo que dijo me impacto y por ese momento no estuve de acuerdo con el.



Comenzó a decir : 

"Mi padre dedica más tiempo a la iglesia que a su familia, pasa mas tiempo afuera con personas que solo critican su trabajo que con su propia familia, nunca esta cuando lo necesito, no esta cuando necesito esas conversaciones de hombres que no puedes tenerlas con tu madre. Tengo 5 tatuajes en mi cuerpo, bebo y fumo todos los fin de semana, tengo pircings en mi cuerpo, soy sexualmente activo y estoy seguro de que mi padre no sabe nada de lo que acontece conmigo. Estoy realmente seguro que si el estuviera conmigo no estaría en este lío. Si tan solo no se dedicará a estar tanto tiempo con la iglesia, Dios lo tiene realmente ocupado y eso me molesta bastante. No estoy de acuerdo con su trabajo, pero la verdad es que no me arrepiento de nada de lo que he hecho conmigo mismo, porque lo he aprendido solo, no con alguien que solo tiene tiempo para Dios."
Sentí tanto enojo en ese momento, sentía que el usaba como excusa la ausencia de su padre para hacer tantas cosas. Me molesto bastante y la verdad eso no es motivo para hablar así de un pastor. No podía quedarme callada así que le respondí con las siguientes palabras:

"Las desgracias de nuestra vida las elegimos nosotros para que nos afecten. Tus tatuajes, tus pircings, tus fines de semana no son excusas para mi por la ausencia de un padre. Tu mismo dijiste que trabaja mucho, pero no es sola tu realidad, es la mía y la de todos que estamos aquí sentados. Todos sabemos cual es el propósito de nuestros padres aquí. Y sabemos muy bien por quien trabaja. Es claro que no nos gusta cambiarnos de ciudades cada ciertos años, no nos gusta ir a un nuevo colegio, dejar amigos nada de eso. Pero solo ponte a pensar que todo tiene un mejor propósito, y así como nuestros padres son misioneros, sus pilares fundamentales somos nosotros. Así como el trabaja para Dios, nosotros también lo hacemos. Yo me siento orgullosa de ser hija de pastor. Porque no cualquier padre trabaja para Dios."